Alex, Jorge y Lena

YouTube Preview Image
Las colaboraciones en el mundo de la música son siempre un reto. No basta esa química que debe darse entre los involucrados, ni las buenas intenciones o el talento que tengan. Los resultados son siempre una sorpresa, generalmente buena cuando las cosas surgen más por una chispa de magia que por alguna otra fórmula dictada por la lógica.

La creatividad arriesgada de Jorge Villamizar, la perfección vocal e instrumental de Lena, y la vena melódica y voz dulce de Alex Ubago han tomado una sola forma. Tres personalidades, tres talentos distintos y tres geografías distantes han encontrado puntos de coincidencia; es ahí donde empieza esta historia.

LOS INICIOS
Jorge y Alex se conocieron en 2004 en Chile. El éxito en sus respectivas carreras los llevó a presentarse en el festival de Viña del Mar; Jorge con su grupo “Bacilos” y Alex promoviendo su segundo disco. Enseguida hubo conexión; compartieron algún paseo, un trago y buenas conversaciones.  
Jorge y Lena se conocieron al año siguiente en Miami, ciudad donde ambos residen. Lena estaba entonces en plena promoción de su álbum debut, y Jorge preparaba el último disco que grabaría con “Bacilos”. Primero coincidían en eventos de trabajo, y después comenzaron a reunirse. No tardaron mucho en empezar a componer, tocar y cantar juntos en plan casual.
Un año más tarde, en el 2006, en una visita de promoción de Alex Ubago a Miami, él y Lena se conocen. Sin saberlo en ese entonces, la semilla de este proyecto estaba sembrada. A partir de entonces los tres mantuvieron contacto.

NACE LA IDEA
Buscando siempre nuevos retos creativos y personales, Jorge decide emprender un viaje en motocicleta para cruzar Estados Unidos en verano del 2009, tras concluir la promoción de su álbum debut solista. Originalmente imaginó hacer la travesía al lado de algún amigo. Llamó a Alex, a quien le apeteció mucho la idea, pero lamentablemente su agenda no le permitía desconectarse por casi un mes de la promoción de su nuevo disco. Así que al menos compartieron la travesía a través de emails y mensajes.

Por otro lado, Jorge y Lena se habían estado reuniendo para componer e intercambiar ideas. Les atraía mucho la idea de grabar algo juntos, pero querían hacer algo distinto a un dueto, y fue entonces cuando pensaron en invitar a Alex, al que ambos admiraban profesionalmente y con quien tenían ya una amistad. 
Sonaba muy bien: tres amigos, tres cantautores, tres estilos. Decidieron dar el siguiente paso y presentaron la idea a Warner, su compañía discográfica, quienes acogieron el proyecto con gran entusiasmo. Ahora sí, era el momento de poner manos a la obra.

LA PRODUCCIÓN
Los astros ya estaban alineados y las cosas fluían; las agendas de los tres permitieron iniciar de inmediato el proceso de composición, tanto de forma individual como reunidos. Lena y Jorge compartieron muchas horas de trabajo en Miami, y después Jorge con Alex en San Sebastián, España. 
“Existe gran admiración de cada uno hacia la música de los otros. De Jorge me gusta mucho su versatilidad; de Lena el estilo de composición más intensa, su perfección en el piano, y la combinación melódica y dramática que imprime en su música”, comenta Alex.  
No cabe duda que aunque los estilos de los tres artistas son muy diversos entre sí,  tienen también un común denominador: los tres han llevado sus respectivas carreras hacia un pop inteligente, con credibilidad. “Somos músicos, compositores y cantantes. Y aunque cada quien tiene un estilo particular, los tres buscamos hacer un disco con buenas canciones pop. Un proyecto que pueda dejar huella”, recalca Lena.
Los tres coinciden en que compartir este proceso creativo los ha enriquecido y los ha llevado por nuevos territorios. “Me encanta la idea de hacer colaboraciones. Es un reto artístico en el que tú confías en el talento de los otros como ellos en el tuyo”, explica Jorge. 
Cuando el repertorio del disco fue seleccionado, empezó la tarea de darle forma al álbum. Había que crear un hilo conductor, darle unidad a los tres estilos. Fue entonces cuando se acercaron al talentoso productor mexicano Áureo Baqueiro (Sin Bandera, Alejandro Fernández, Motel, Paulina Rubio, Beto Cuevas), quien estuvo encantado de participar en el proyecto. 
Con muchas expectativas pero sin saber exactamente cómo sonarían juntos, a fines de febrero de este año, Alex, Jorge y Lena viajaron a Los Ángeles para reunirse con Áureo en su estudio, dar los toques finales a los temas y aportar ideas complementarias para el disco. Lo que se dio ahí fue como un trabajo de alquimia en el que los ingredientes se fueron mezclando y dieron forma a un disco lleno de magia. 
Si bien la autoría del repertorio se divide prácticamente en partes iguales entre los tres artistas, uno de los aspectos más especiales es que los tres participan en todas las canciones del álbum. El álbum es rico y variado en matices; se respiran los aires latinos y ritmos contagiosos traídos por Jorge, el romanticismo y la voz nostálgica de Alex, y la intensidad del piano y la lírica poética de Lena. Cada quien trajo sus instrumentos, su voz y su propia visión, y el resultado ha sido un ensamble único en el que destacan las mejores cualidades de cada uno, complementándose entre sí de una forma sutil y contundente.

LAS CANCIONES
La forma en la que se entretejen cada uno de los temas del álbum resulta un auténtico regalo para el que lo escucha. “Esperamos que la gente disfrute este disco tanto como nosotros al hacerlo”, expresaron conjuntamente Alex, Lena y Jorge. Y quiénes mejor que ellos para explicar cómo surgieron estas canciones.

(Jorge)Hace ya varios años tuve una cita de trabajo con la hermosa compositora colombiana Pilar Quiroga, y mientras la esperaba empecé a cocinar un pescado. Mis planes culinarios funcionaron, pero no para hacer la fiesta que imaginaba sino para escribir una canción con una talentosísima paisana. Ahí nació LA CANCIÓN DEL PESCADO.
(Alex)En enero de 2010 me reuní con Jorge en San Sebastián para componer juntos. Lo pasamos de lujo y escribimos varias canciones. Entre ellas MIL MANERAS DE QUERER, que en mi opinión es una de las sorpresas de este disco.
(Jorge)No recuerdo cuándo grabé los primeros versos de MIL MANERAS DE QUERER en una grabadora portátil. Pero en diciembre del 2009, mientras visitaba a mis padres en Quito, encontré este juego de palabras con melodía. A principios del 2010 en San Sebastián, Alex me ayudó a ponerle el coro y quedó terminada.
(Alex)ESTAR CONTIGO es una canción de amor que me gusta especialmente porque puedes interpretarla de muchas maneras. Puedes escucharla pensando en cualquier persona a la que quieras: tu pareja, tu hija o tu mejor amiga.
(Lena)QUIÉN es una canción dedicada al ángel protector que nos rodea siempre, al que le pides ayuda en los momentos más difíciles. Es como un lamento, casi una plegaria a ese ser que no vemos y del cual constantemente cuestionamos su existencia.
(Alex)Esta es una canción positiva que habla del amor, la complicidad y de pasar del “qué dirán”. La idea me surgió de forma muy natural, pensando justamente en LAS COSAS QUE ME ENCANTAN, sin mayor complicación.
(Alex)YA SABES CÓMO SOY es una canción muy personal donde hablo del sentimiento de echar de menos a alguien. Además, es especial porque en la letra nombro algunos lugares singulares de mi ciudad (San Sebastián), como “el muro” o “el mirador”.
(Lena)SI YA NO TENGO TU CORAZÓN es una de mis composiciones favoritas. La idea me vino en un momento de éxito en mi vida profesional, pero en el que había perdido al amor de mi vida. Me preguntaba de qué me serviría el éxito sin tener junto a la persona amada para compartirlo. Es una canción para mover el cuerpo, y cada vez que la canto me hace sonreír.
(Jorge)VERSOS DE AMOR la escribí en Chia (Colombia), en una noche de viaje por el cosmos. Llené un cuadernito de palabras que iban a favor y en contra de las líneas del papel. Al día siguiente visité en La Calera la finca mi amigo y gran músico Chucho Merchán, y juntos pusimos música a estos versos de amor.
(Jorge)Lo más divertido de hacer colaboraciones es poder conocer a gente talentosa. El año pasado en Los Ángeles conocí a la célebre compositora argentina Claudia Brant. La conexión fue fantástica y disfruté mucho el proceso creativo. El resultado de ese encuentro es A LA VUELTA DE LA ESQUINA, una canción de optimismo y fe.    
(Lena)HUELLA es un tema muy tierno e inocente. Nació una mañana sentada al piano al sentir la presencia de un rayito de sol en mi mano derecha, poco a poco se fue colando hasta que iluminó toda la casa. Eso me dio una felicidad inmensa y me puse a pensar cómo cosas tan simples pueden hacernos sentir felicidad. 
(Alex)SOBRE EL SUELO MOJADO describe un sentimiento de amor, de querer dejarse llevar con alguien, pero visto desde la perspectiva del eterno viajero.
(Lena)MÁS NA’ CONTIGO es un tema muy divertido, alegre y bailable. Fue la primera canción que escribí junto con Jorge. Para la letra usamos dichos cubanos y colombianos, lo cual le da una gracia especial. Fue un placer empezar a trabajar juntos y sentar las bases de lo que más adelante sería este proyecto.